➢  Como creyentes hemos sido llamados a ser “sacerdotes del Dios altísimo” sin importar nuestra ocupación o dones. Cada uno de los miembros de la Comunidad Cristiana “Idelan tenemos la responsabilidad de colocarnos entre Dios y los hombres, para ser bendición en las áreas de la educación con principios cristianos, la salud y el desarrollo integral. Por lo tanto iremos  a Dios en oración a favor de los hombres, e iremos a los hombres comisionados por Dios.

➢  Caminaremos en Santidad para ser ejemplo a nuestro prójimo y brindar en todo lugar y en todo momento de la vida, la honra y la gloria al Señor.

➢  Llevaremos la Iglesia a la comunidad usando los medios y métodos que el Señor nos provea de acuerdo a las circunstancias.

➢  Con Jesucristo como absoluto Señor, nos comprometemos cada uno a orar, para ganar y nutrir a las personas que el Señor ponga en nuestras manos a través del ministerio de evangelismo.